Medicina Deportiva

Los deportistas de élite se tratan con Medestec

Los deportistas de alto rendimiento deben someterse a duros entrenamientos, con mucha disciplina y sacrificio.

No son deportistas de élite por casualidad, dedican mucho tiempo a su entreno con el fin de incrementar su rendimiento y  conseguir unos objetivos marcados que finalmente se conviertan en éxitos deportivos.

 

En GlobalPerformance, lo saben bien! son un centro / laboratorio de Alto Rendimiento Deportivo en Barcelona. Preparación física orientado a la resolución de problemas que tienen los deportistas de élite o los que quieren llegar a serlo: Entrenamiento, prevención de lesiones, readaptación, rehabilitación, mejora del rendimiento…

Todo este trabajo se lleva a cabo mediante las últimas tecnologías aplicadas al deporte tanto en temas de valoración funcional, como de entrenamiento deportivo.

Es por ello que en Global Performance saben que el Método Medestec es el complemento ideal para sus entrenamientos y su mejor tratamiento en caso de lesiones o sobrecargas.  La Diatermia del Método Medestec, reduce considerablemente la rehabilitación de los deportistas, ayuda a prevenir y a mejorar sus rendimientos:

Qué es la Diatermia?

Corriente circulante

La importancia de la entrega

Si realizamos una sencilla búsqueda en Google acerca de la terapia con “diatermia” nos aparecerán más de 350.000 entradas en castellano y un millón y medio si lo buscamos en inglés (diathermy). Al bucear un poco en ellas podremos observar que una gran parte de los resultados tienen como objetivo publicitar clínicas y laboratorios en las que se ofrece este tratamiento.
En ocasiones estas páginas explican superficialmente en qué consisten y proporcionan indicaciones generales de patologías en las que puede utilizarse la diatermia. Lo que es evidente es que está de moda y el desconocimiento en sus indicaciones, y sobre todo, de su forma de funcionamiento hacen que en muchos casos no sean todo lo efectivas que realmente pudieran ser.
Este desconocimiento no solo afecta al sector sanitario en general, también en muchas ocasiones es el propio terapeuta aplicador quien desconoce el funcionamiento real de dichas corrientes eléctricas en el cuerpo. Son muchos los especialistas que han oído hablar de la diatermia y que conocen las indicaciones generales; sin embargo, no son tantos quienes saben y conocen cómo funcionan, y no nos referimos a la forma de aplicación, si no, a los efectos que producen en el tejido.
En general, puesto que se trata de una técnica de terapia física, la prescripción de la misma debería realizarse por un especialista y ser aplicada por médicos rehabilitadores o fisioterapeutas. La diatermia, a rasgos generales, es la aplicación de una energía de alta frecuencia relativa (0,35Mhz a 0,9 Mhz) que se aplica sobre el paciente a través de un cabezal o electrodo. Dependiendo de como decidamos transferir dicha corriente podremos seleccionar el modo capacitivo o resistivo. La diferencia entre una y otra forma de aplicación la determina el material del acabado del electrodo aplicador. Si se trata de un material conductor (acero quirúrgico en su gran mayoría) la transferencia eléctrica se realiza de forma directa, la cual recorre los tejidos desde el electrodo a la placa de retorno almacenándose en los tejidos por la impedancia o resistencia que estos presentan. Lo importante en este caso es la de no rebasar los 2,4 Amperios de intensidad de trabajo para evitar una tensión eléctrica que pueda dañar los tejidos, Medestec realiza sus equipos de diatermia con dicha premisa, así los tejidos nunca podrán ser dañados y jamás se podrá dar la temida apoptosis celular.

En cuanto al modo capacitivo se refiere, la forma de entrega es totalmente diferente, los electrodos se someten a un baño de material isoeléctrico para impedir la salida directa de la corriente eléctrica sobre el tejido del paciente, haciendo que la entrega se realice por medio de un campo de corriente eléctrica, así, con una mayor densidad de corriente bajo el electrodo, y conforme penetra en profundidad la densidad de corriente se disgrega, permitiendo a los tejidos almacenar la corriente eléctrica que requieran.

La diferencia entre un modo u otro estriba en el efecto fisiológico que desee obtener el terapeuta. Un modo resistivo permite vascularizar y cargar los tejidos como si de una ducha se tratara entendiendo que jamás deberá rebasar los 2,4 Amp de intensidad.
Sin embargo, cuando queremos aumentar el flujo sanguíneo a la vez que drenar los tejidos, el modo capacitivo será la mejor opción, como si de una sauna se tratara permitimos que sean los tejidos quienes adquieran la carga que necesiten o requieran.
Gracias al material propuesto por Medestec, los electrodos permiten entregar la máxima carga eléctrica sin generar un incremento de la temperatura molesta para el paciente bajo el electrodo. Mientras en los equipos convencionales la intensidad máxima que el material del electrodo permite transferir es de unos 700 mA con movimientos rápidos y poco beneficiosos para el objetivo propuesto por parte del terapeuta, con los equipos de Medestec podemos trabajar entre 1200 y 1600 mA generando un campo eléctrico acorde con las necesidades de los tejidos.

Dicho con otras palabras, con la tecnología MP de Medestec generamos una sauna estable con una mayor difusión de carga eléctrica sin tener que desplazar el electrodo por miedo a generar un malestar al paciente, mientras con el resto de equipos, el material del electrodo genera un incremento térmico que no permite estabilizar el campo (la sauna) y por tanto la eficacia queda completamente en entredicho. A mayor carga eléctrica propuesta en los tejidos, mayor será el beneficio generado por los mismos, permitiendo una más pronta curación, siempre salvaguardando el principio fisiológico y respetando la seguridad establecida para que el trabajo sea óptimo.

Menú